Ir al contenido principal

14- LA GRAN SUSTITUCIÓN: EL CASO FRANCÉS



Francia. El país vecino. El territorio en el que muchos ven la cuna de Europa con el Imperio construido por Carlomagno. Sin duda una de las naciones más antiguas de Europa y posiblemente junto a Alemania el otro gran pilar del Viejo Mundo. Paradójicamente, todos estos honores no están impidiendo que hoy por hoy sea posiblemente el país europeo más afectado por el proceso de sustitución racial. Para profundizar y tratar de explicar la situación que se vive en Francia trataré los siguientes aspectos aplicados a dicho país:
  1. Distribución de la población general
  2. Distribución de la población inmigrante
  3. Tasas de natalidad por regiones
  4. Zonas más dinámicas económicamente
  5. Contraposición campo-ciudad
  6. Apoyo a las opciones identitarias



Siempre conviene recordar que las fuentes utilizadas para la realización de estos artículos son las oficiales por lo que debemos  tener en cuenta que no son del todo fiables ya que no responden a criterios raciales. Por ejemplo, un argelino de tercera generación será considerado francés y no quedará registrado como extranjero, por lo tanto, posiblemente las cifras de inmigrantes sean mayores de las que aquí se dan. Hecha esta aclaración, pasemos a explicar la situación:
Distribución general de la población
En Francia observamos que los cerca de 63 millones de habitantes se distribuyen principalmente por las zonas de costa donde se encuentran también las mayores ciudades.


La capital, París y su hinterland (la llamada Isla de Francia) es el núcleo más importante conteniendo a unos 12 millones de habitantes.

Como ya he adelantado, las principales ciudades se encuentran en las zonas de costa a excepción de París y otros enclaves urbanos del interior.









La economía francesa
La distribución de la población y la estructura urbana no responden al azar sino que dependen principalmente del nivel de desarrollo económico de las diferentes zonas. En este otro mapa podemos observar como las zonas más dinámicas económicamente son las que más población concentran:


Mucha población se concentra también en las regiones francesas que se encuentran dentro de la llamada ‘’Banana europea’’, una gran megalópolis de tamaño continental muy industrializada y urbanizada que recorre varios países europeos.
*Conviene revisar el artículo referido a Alemania, país por que el también pasa esta ‘’banana europea’’ (12-La gran sustitución: El caso alemán)











Distribución de la población inmigrante y tasas de natalidad
Como en prácticamente la totalidad de los casos, las zonas más pobladas, más urbanizadas y más desarrolladas económicamente son las que más población inmigrante atraen por motivos laborales. Francia, octavo país del mundo que más inmigración, recibe es un buen ejemplo de ello. Este mapa bastante detallado muestra bien el fenómeno:
Otro mapa que ilustrativo es el siguiente:

Por si esto fuera poco hay que tener en cuenta que esas zonas también son las que registran las mayores tasas de natalidad. En Francia la media de 2 hijos por mujer (Bastante superior a las cifras españolas lo que no implica que sea motivo de celebración) responde principalmente a esos inmigrantes nacidos en Francia y por tanto considerados franceses.

 Llegados a este punto podemos decir, por tanto, que la mayor parte de los inmigrantes se concentran en las zonas más urbanizadas, más pobladas, más  dinámicas en lo económico y son los que más hijos tienen, bastante por encima de la población autóctona.

Media de edades
Otro fenómeno importante y en relación con todo lo dicho es la media de edades por regiones en Francia. Cabe reseñar que los que emigran normalmente son jóvenes ya que las economías de los países emisores de población no son capaces de absorber toda la mano de obra disponible que es eminentemente joven. Además es precisamente la población joven la que está en edad de tener hijos (Diciéndolo con otras palabras, la ‘’juventud crea juventud’’). Dicho esto hay que tener en cuenta que el tener un proyecto familiar requiere de unos recursos económicos mínimos, por todo ello las zonas más desarrolladas económicamente hablando son las regiones más ‘’jóvenes’’ de Francia:


Como podemos ver a finales del siglo XX, de cuando data este mapa, ya era plenamente perceptible el fenómeno. Podemos decir por tanto que la Sustitución racial no se produce de manera completa sobre toda la población, sino que primero se dará entre los sectores más jóvenes y después sobre la población en su conjunto por pura natalidad. Esto se explica porque, como ya he dicho, los inmigrantes son normalmente jóvenes y tienen más hijos, con lo cual ‘’producen’’ continuamente población joven que retroalimenta el fenómeno.

Llegados a este punto podemos dar la vuelta a los planteamientos dados hasta ahora: Las zonas rurales, menos industrializadas, menos urbanizadas y con mayor población no-joven son las que concentran más ‘’franceses auténticos’’ (O por qué no decirlo, franceses a secas). La dualidad campo-ciudad y regiones ricas-regiones pobres cobra especial importancia en el fenómeno de la inmigración y de la sustitución racial lo cual no es exclusivo de Francia sino de la mayor parte de los países europeos tal y como he venido comentando en otros artículos de esta página.

Resistencias y esperanzas
Tras todo lo dicho, ¿Se puede hacer una llamamiento a la esperanza? Muy posiblemente como reacción a una situación tan catastrófica Francia tiene uno de los movimientos nacionalistas más desarrollados de toda Europa occidental: Por un lado el Frente Nacional que, a pesar de no haber puesto a Le Pen en el Elíseo, tiene un apoyo electoral considerable y en franco crecimiento (Lo que le diferencia del resto de fuerzas políticas que se encuentran en descomposición). Pero también tenemos grupos juveniles y fuertemente militantes como Generation Identitaire y otros similares que realizan numerosas actividades al margen de lo puramente electoral.  El creciente apoyo a estas opciones nacionalistas se debe a diversas causas como por ejemplo el rechazo a la Unión Europea pero sin duda el tema migratorio y el reemplazo demográfico asociado a él han sido determinantes. El problema es tan evidente (y no solo por el terrorismo) al pasear por ciudades como París o Marsella que el silencio mediático es ya ineficaz para tapar el problema. Si bien muchos patriotas españoles han sufrido cierto desaliento ante el resultado de las elecciones en Francia lo cierto es que el crecimiento que ha sufrido el Frente Nacional ha sido bastante espectacular. En este primer mapa podemos observar el apoyo a la formación en las elecciones europeas de 2014, revelando el rechazo que generaba la Unión Europa en Francia hace ya tres años.


Otro mapa remarcable es éste, donde se observa el aumento del apoyo electoral al Frente Nacional en tan solo cinco años, tiempo que en política es realmente poco.









Llegados a este punto conviene preguntarse, ¿Quién vota al Frente Nacional? ¿Dónde se encuentran los franceses nacionalistas?
Para tratar de responder a esta pregunta conviene remitirse nuevamente a todos los 
mapas mostrados hasta ahora: Primero tenemos París, donde se ha votado mayoritariamente a Macron, la opción pro-unión europea y pro-inmigración. Esto no debe extrañarnos ya que algo similar ha ocurrido en Londres con el Brexit, en Ámsterdam con Wilders o en las principales ciudades estadounidenses con Trump. Debemos asumir que las principales capitales europeas ya no son tal en tanto que la población nativa que allí reside, en muchos casos, es minoría frente a las masas de inmigrantes. Además, las grandes urbes concentran también a un gran número de ‘’europeos progres’’, lo que explica que sean auténticos bastiones del Globalismo tal y como revelan las recientes citas electorales citadas.
A partir de aquí, conviene diferenciar varias zonas de apoyo al Frente Nacional. Una gran zona interior rodeando París y en torno a las fronteras del este. Como bien indicar el mapa sobre economía que hemos colocado más arriba, esos territorios se han visto afectados por cierto estancamiento económico con las consiguientes crisis sociales. El apoyo a Le Pen en esas zonas se explica más que por el rechazo a la inmigración, que también ha influído, por la crítica creciente a la Unión Europea y la atracción que comienza a generar el programa de proteccionismo económico planteado por el Frente Nacional.
Después, las zonas rurales del interior también han mostrado su apoyo en las recientes elecciones a la opción nacionalista, consolidando la contraposición campo-ciudad de la que hablaba anteriormente.
Finalmente tenemos la costa mediterránea francesa, donde el Frente Nacional también se ha expandido en estos cinco años (2012-2017) Es en esta zona específica donde sí que podemos asociar este apoyo electoral al rechazo a la inmigración ya que es una de las zonas donde más no-franceses residen. Es éxito es especialmente reseñable teniendo en cuenta que existen núcleos como Marsella, fundada hacia el 600 a.c. por los griegos, que lamentablemente poco tiene ya de europea.
Conclusiones
Francia sufre una situación que roza el desmoronamiento absoluto. Muchos pueden pensar que el terrorismo islamista es el principal problema pero hay que considerar que, mientras que éste produce centenares de muertos al año, la sustitución racial hará que en unas pocas generaciones los no-franceses (Y por tanto no-europeos) acaben por superar numéricamente a la población nativa por miles. Debe perseguirse el terrorismo, qué duda cabe, pero también deben ejecutarse políticas radicales para evitar que las poblaciones autóctonas del viejo continente sean barridas del mapa, cosa que puede hacerse (Y de hecho se está haciendo) sin pegar un solo tiro. Los genocidios no tienen por qué ser violentos necesariamente.
Solo nos queda esperar que en Francia las opciones nacionalistas (Tanto las que se centran en el electoralismo como las que no) continúen concentrando apoyos a la par que el resto de sus rivales continúen disolviéndose (Veáse la social-democracia en todo el continente)
Sin más mandar desde esta humilde plataforma todo el apoyo a la nación vecina, país que por cierto ha tenido y tiene una extraordinaria influencia sobre España y muy posiblemente tendrá en un futuro aunque ese es tema ya para otro artículo.

¿Quiéres saber más?

Comentarios

  1. Acabo de comentar, algo similar en tu otra entrada.
    https://gransustitucion.blogspot.com.es/2016/04/6-extension-de-la-gran-sustitucion-en.html?showComment=1506762590228#c7193670644198568973

    En Francia los globalistas que son los que realmente gobiernan van un paso por delante y hace muchos años consiguieron que en Francia no sea legal realizar cualquier estadistica o estudio al respecto de etnias/grupos raciales.... Por nuestro bien...
    Este artículo es pues una rara joya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días. Agradezco de corazón su valoración.
      Todos mis artículos en los que analizo países concretos son en gran medida aproximaciones precisamente por la falta de fuentes que comentas. Sin embargo, lo existente si que nos permite hacernos una idea de que zonas están peor a pesar de no poder dar unos datos fehacientes.
      Un saludo y a su disposición

      Eliminar
  2. El terrorismo islámico, para la elite globalista que gobierna de facto, es solo un pequeño efecto colateral de las políticas de inmigración masiva.
    Cada grupo social, acarrea su propia problemática. La del Islam es esta y desde su origen hace unos 1400 años siempre ha sido igual, en todos los lugares del mundo.
    Fácil de comprobar en los libros de historia.
    Esto no supone ningún freno para sus planes de sustitución étnica/racial .
    Pues la mayoría de la población local, bien controlada tras décadas de ingeniería social, responde como se espera, aceptando las explicaciones oficiales como un dogma.

    Los atentados son descritos como"un incidente...", " es un atropello". Nunca se menciona su origen y relación con el Islam, o incluso se niega.
    Desde sus medios vierten consignas como " hay que ir acostumbrándose", " las probabilidades de morir son bajas...", " era un loco/s", " se radicalizó...". "el peligro es la islamofobia", " es nuestra culpa por no saber integrarles...", "les hemos fallado...", " es culpa de occidente por..."
    Lamentablemente estas consignas son aceptadas por buena parte de la población.
    Por ello, nos encontramos en esta situación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días,
      parece sin embargo que comienza a haber un despertar por parte de la población europea (Espoleado precisamente por el instinto de supervivencia) Hay esperanza.
      Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ORÍGENES DE NUESTRO PUEBLO: ¿VENIMOS DE LOS ROMANOS?

En el día de hoy aprovecharé para iniciar una nueva sección en nuestro blog en la que analizaré detenidamente, y en diferentes artículos, el origen étnico de los españoles recorriendo las diferentes dinámicas protagonizadas por nuestros antepasados desde tiempos remotos. Comenzaremos hoy por el análisis de uno de los mayores imperios que el mundo ha conocido, cuna de Occidente y cuyos ecos llegan hasta hoy en día: El Imperio romano. Pues bien, muchas personas, incluidos sorprendentemente patriotas o identitarios mantienen que los españoles descendemos de los romanos que llegaron a la Península, queriendo emparentarse, creo yo, con los legendarios integrantes de las legiones. Curiosamente estas mismas personas son las que te argumentan que no descendemos de magrebíes o árabes de Al-Andalus. Antes de leer este artículo, recomiendo leer otra entrada del blog: 4- SUSTITUCIONES ÉTNICAS, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?, ya que servirá como base para entender éste.
Entrando directamente en materia, …

4-SUSTITUCIONES RACIALES, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?

Muchos de los negacionistas de la Gran Sustitución apelan a que el fenómeno es algo natural y recurrente a lo largo de la historia: la historia de la Humanidad se basa en pueblos que se mueven, se desplazan, se instalan en nuevas zonas, entran en contacto con otros pueblos, se produce el natural mestizaje,… Se piensa, erróneamente, que las actuales razas que pueblan el mundo son el resultado del mestizaje de pueblos del pasado cuando realmente en el propio concepto de raza aparece intrínsecamente la idea de una continuidad biológica a lo largo del tiempo. En la entrada de hoy trataré de explicar lo mejor posible porque el fenómeno de la Gran Sustitución es novedoso en la historia, con muy pocos antecedentes comparables. Esta particularidad, el que sea relativamente nuevo, hace más difícil a la gente comprender realmente la magnitud del problema ante la falta de referentes históricos  En definitiva, la idea principal alrededor de la cual me moveré hoy es la siguiente: Es imposible lleva…